Entre 2012 y 2019, el número de pozos con arsénico y fluoruro crece.

En esta aplicación web puedes elegir entre la capa de arsénico, la de fluoruro o la de potabilizadoras; selecciona cada año y explora cada pozo. En 2018 la presencia de arsénico inorgánico en niveles riesgosos estaba en 17 entidades. En 2018, en 23. El problema podría ser en realidad mayor, pues la red de monitoreo es muy limitada, sólo la mitad de la población se encuentra a un radio de 5 kilómetros de un pozo de monitoreo. Elaborado por Data Crítica con datos de la Comisión Nacional del Agua .